El camino ¿correcto?

por Adriana

Muchas veces me pregunto si las acciones y las decisiones que estoy tomando hoy me llevarán a ser más feliz en el futuro. Me pregunto si en las encrucijadas que se me han presentado en la vida, he tomado el camino correcto, el mejor, el más directo hacia el logro de mis sueños. Incluso, muchas veces me pregunto cuáles son, realmente, mis sueños. Qué quiero estar haciendo, y dónde, dentro de 10, 20 ó 30 años. La verdad es que mi respuesta cambia, de acuerdo a mi estado de ánimo o al día del mes, y eso me asusta un poco.

Hay personas que parecen tenerlo todo muy claro. Tienen un “plan” para sus vidas, y saben exactamente dónde quieren estar en cada cuándo. Yo era así. O al menos eso creía. Creía que el camino de la vida era una línea recta, definida y que todo lo que debía hacer era seguirla, como siempre había hecho. Ir al colegio, luego a la universidad. Encontrar novio. Encontrar un buen empleo en una empresa reconocida. Comprar un auto. Trabajar mucho hasta que me ascendieran. Casarme con mi  novio. Y así… una línea recta.

Eso me daba seguridad. Cero ansiedad, cero estrés, simplemente seguir el plan. Pero qué va, era una seguridad falsa. La vida no es así en absoluto. Llega un día un dictador loco que lo cambia todo y te obliga a dejar tu país y tu familia, o te botan del trabajo por la crisis, o te deja tu novio/esposo. O te ganas la lotería y mandas todo a la porra para irte a bucear en Fiji el resto de tu vida. O sales embarazada del novio, o de un extraño guapetón. Yo qué sé. El punto es que pasan cosas que te sacan de la línea recta, invariablemente… a todos nos pasa.

Al principio esto nos asusta, muchísimo. A algunos nos petrifica, nos llena de ansiedad y nos quita el sueño. Algunos incluso nos desmayamos. No sabemos qué hacer, porque claro, “esto” no estaba en el plan. Nos cuesta Dios y Su Santa ayuda darnos cuenta de que salirnos del plan no tiene que ser algo malo, ni traumático. Simplemente es la vida, y ya. Y sólo tenemos dos opciones: adaptarnos o morir. Y como morirnos tampoco está en el plan (además de que puede ser un poquito aburrido), nos adaptamos. Mandamos la línea recta aquella a la porra y nos construimos una nueva. Sólo que, esta vez, tenemos la precaución de no construir una línea tan recta… la hacemos un poquito curva, o más bien, un poquito flexible. Le permitimos doblarse de vez en cuando, dar saltos, e incluso vueltas en U o en O.

En ese momento, dejamos de hacernos tantas preguntas. Tomamos decisiones pensando, sí, en el futuro, pero más en el presente. Nos relajamos un poco, aprendemos a vivir sin tantos planes, y a su vez esto nos quita ansiedad. Confiamos en Dios, en nuestro propio juicio, en que todo estará bien. Porque de seguro, lo estará.

Muchas veces me pregunto si las acciones y las decisiones que estoy tomando hoy me llevarán a ser más feliz en el futuro. Y me respondo a mí misma: No lo sé. No sé si seré más feliz en 10, 20 ó 30 años. Pero sé que soy feliz hoy. Y eso es más que suficiente.

Fotografo Madrid

P.D: Sorry por el post tan largo!! jeje me dejé llevar por la inspiración!

Anuncios
Etiquetas: ,

4 comentarios to “El camino ¿correcto?”

  1. Adri, el plan para tu vida lo escribio Dios hace siglos! Todo lo que haz hecho, lo que te pasa y lo que harás lo decidio El, porque es el mejor plan para ti! Solo tienes que dejarte guiar por El.
    TQM
    Isa

  2. Que aburrido nena! una linea recta!!

    A ver cuando se vienen de vacaciones para Argentina y hacemos un buen asadito!!

  3. Excelente!!!!……. A veces nos preocupamos por muchas cosas que quizas no llegaran a suceder y comprometemos el presente pensando en esas cosas y al final del dia nos damos cuenta que perdimos el tiempo y nuestra felicidad…..

    Un abrazo

  4. Hola Adri, ahorita estoy sentada en un cafe en Dubbo, un pequeno pero muy complete pueblo en New South Wales (a 5 horas de Sydney), y debo decirte que tus palabras son un reflejo de lo que pienso en estos momentos. Yo me vine a Australia hace ya 8 meses, me vine con el novio con quien tenia viviendo ya 2 anos, vinimos llenos de muchos sueños y la verdad es que este país nos ha llenado de muchas bendiciones. Lamentablemente hace unas 3 semanas el me confeso no sentirse bien conmigo y nos hemos separado. Es muy duro estar tan lejos de la familia, amigos y ahora encima solita y triste por este fracaso sentimental. Sin embargo, el show debe continuar jejejeje, ahora estoy buscando una nueva casa y el sábado me llega desde Brisbane un lindo puppy que me hará compania en esta aventura que emprendí con alguien y que ahora debo continuar por mi cuenta. Ya me salí un poco de la linea recta y si siento mucha ansiedad por el futuro. Sin embargo, estoy aprendiendo mucho de esta etapa y me estoy enfocando mas en mi y replanteandome nuevas metas, no es fácil, pero por algo pasan las cosas. Pa lante y mas nada 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: